Anuncio iPhone 5, Music Every Day

El giro de 180º que le ha dado Apple a su nueva campaña publicitaria es brutal. De la mano de TBWA/Media Arts Lab ha dejado atrás los anuncios que se centraban única y exclusivamente en sus dispositivos y ensalzar sus características, para centrarse de lleno en las emociones. Una decisión que de primeras parece muy acertada, debido a la gran competencia en el sector de los smartphones. Apple se centra en un público que prefiere el diseño o la exclusividad más que en cuestiones puramente técnicas, donde seguramente otros dispositivos superan a la marca. Eso sí, no todos los dispositivos tienen una manzana mordida por la parte trasera, ¿no?

La nueva campaña del gigante norteamericano, “Every Day“, se centra en explotar dos de las características más importantes para cualquier usuario de smartphone: la música y las fotos. En ambos anuncios cuenta con una banda sonora muy especial, realizada por Rob Simonsen. Red para “Music Every Day” y Blue para “Photos Every Day“.

Anuncio Iphone 5, Music Every Day

Imagen vía: YouTube

iPhone 5, Music Every Day

Jim, un rubio amante del Skate y graffitero profesional, intenta acariciar el calor del sol con su mano mientras escucha “Bob”, de NOFX. Carl, siempre lleva puesta la misma banda sonora cuando sale a correr por San Francisco; no es lo mismo correr con Daft Punk que con cualquier otra música. Mark, con su mochila y sus rizos, se encuentra solo y aturdido ante las abrumadoras luces de Times Square. Eso sí, su primer viaje a la Gran Ciudad va acompañado de su canción favorita: “Reptilia” de The Strokes.

Hikari y Sakura comparten piso, amor y cascos. Están celebrando su primer aniversario juntos en el mismo lugar donde se conocieron, en el puerto de Tokio. Hikari elige su canción para inmortalizar el momento: “Princess of China” de Coldplay y Rihanna. Sarah lleva horas entrenando para su próxima audición en el musical de Fama en Londres. No puede dejar escapar esta oportunidad, por eso se aferra al ritmo de la música, para fusionarse con ella. “I’m gonna live forever” suena en su iPhone para darle alas.

Anuncio iPhone 5, Music Every Day

Imagen vía: YouTube

Mike no puede dejar la música ni mientras se ducha. Siempre pone en modo bucle la canción de David Guetta y Usher, “Without You”. Le pone de buen humor y le recarga las pilas. Eso sí, antes de parar la música se seca la mano con una toalla, no vaya a ser que se estropee su iPhone.

Alex llega tarde a clase, como siempre. Sube las escaleras corriendo al ritmo de Mika y su “Origin of Love”. Lleva el iPhone en el bolsillo trasero de sus pantalones rosas. Es la última moda en el instituto. Jack sí que ha llegado a tiempo a su clase, aunque le interesa más escuchar una y otra vez a LMFAO y su “Party Rock Anthem”, que los problemas de álgebra. A Marta los problemas de álgebra sí que le importan, por eso se pasa horas estudiando en la biblioteca, aunque eso sí, con Fun. es más fácil seguir el ritmo de los números. Eva, en cambio, se pasa las horas en el gimnasio, preparándose para correr la Maratón de Nueva York y escuchando a Will.i.am para motivarse.

David ha parado un momento a desayunar para recobrar fuerzas en el trabajo. Por eso escucha a “YZZ” de Rush, una y otra vez. Hasta el punto de mover toda la mesa con los golpes que da emulando al batería que siempre ha soñado ser.

Anuncio

Imagen vía: YouTube

Mary lleva horas viajando en autobús. El trayecto de la fábrica a casa es larguísimo. Está deseando llegar a casa y abrazar a sus dos hijos. Eso sí, el trayecto se hace más llevadero escuchando a Adele. Danny entrena ocho horas al día en la piscina. Se está preparado para los JJOO. Siempre escucha la misma canción antes de saltar al agua. Es su inspiración: “Common People” de Pulp. Paul siempre está en el parque con sus amigos bailando al son de Jay Z, inventando pasos y preparándose para ir a X-Factor, a enseñar a todo el mundo de lo que es capaz.

Rose no tiene ni idea de bailar. No es bailarina ni lo quiere ser. Pero siente la música como el mejor de los bailarines. Siempre lo da todo. Y sobretodo cuando en su iPhone y en su cabeza suenan una y otra vez Nicky Minaj. Chang es un pequeño demonio que no para y le encanta bailar para hacer reír a su madre. Siempre usa su paso de baile especial para acompañar a “Little Talks” de Of Monsters and Men.

Imagen vía: YouTube

Imagen vía: YouTube

Charly y sus amigos siempre ponen la misma canción en el coche cuando empiezan el viaje de fin de semana. Es un ritual. Si no escuchan “Chop Suey!” de System of a Down, es que todavía no es viernes. Jenny y Mia son uña y carne y no pueden vivir la una sin la otra. Hoy han ido a pasar el día a la playa y se lo están pasando en grande imaginando que son Ke$ha en uno de sus conciertos.

Linda adora esa nueva canción que suena en el bar, por eso activa el Shazam y descubre cuál esa canción que le hace sonreír: The Lumieers, “Ho Hey”. La misma canción que Pam y sus amigas de toda la vida cantan y bailan como posesas en la habitación del hotel donde pasarán su despedida de soltera.

Roger es DJ en Palms y cuando es hora de hacer el cierre siempre conecta su iPhone al equipo para acabar con su canción favorita, y la de toda la discoteca: “Sandstorm” de Darude. Incluso con el amancer del nuevo día y ya fuera del Palms, la canción sigue sonando en su iPhone, aunque ahora en petit comité para que la bailen sus amigos.

A Abi le han dado el trabajo, por eso no le importa empaparse bajo la lluvia y cantar “We Got The Power” de Loreen, para que todo el mundo se entere de lo poderosa que se siente en ese instante. Y John vuelve a Staten Island con su familia. Atrás deja su aventura en Manhattan y con melancolía escucha “Hoppípolla” de Sigur Rós.

“Cada día más gente disfruta de su música en su iPhone más que en cualquier otro teléfono”.

FacebookTwitterGoogle +
Escrito por Hombre Anuncio
Soy El Hombre Anuncio. La publicidad siempre entre pecho y espalda. Compro oro. Vendo humo. Analizo anuncios de televisión y prensa.