Dulcolax y su anuncio de mierda

Dulcolax: Desperate Turds

Menudo anuncio de mierda. Sí, tal como suena. Dulcolax ha hecho un anuncio de mierda, literalmente. Las cosas claras y el chocolate espeso. Posiblemente estamos ante el anuncio con más mierda del mundo. Eso sí, mierda de la buena.

Voy a intetar explicarme un poco mejor. Dulcolax es una marca de productos contra el estreñemiento. ¿Qué mejor manera que anunciar un producto así atacando directamente a la raíz del problema? Eso es lo que ha hecho la agencia McCan Healthcare Worldwide en China.

Los directores de arte de esta pieza, Danny Li, Band Bai y QinQian, son los grandes responsables de esta obra de arte. Ni más ni menos que 20 mierdas atrapadas en un cuerpo viendo pasar día tras día. Todo acompañado de un copy más que explicativo, obra de Kevin Lee y Bati Wu: “Solo tú puedes liberarlas”, junto a un bodegón del producto.

Seguro que este anuncio crea controversia. Habrá quien diga que es un anuncio de mierda y quien dirá que es una mierda de anuncio. Yo me decanto por la primera. Hay que tenerlos muy bien puestos para lanzar un anuncio así. Ojalá en nuestro país, los anunciantes se arriesguen más. Al final, en publicidad se trata de sorprender y llamar la atención, y si hay que cagarla para que aparezca la originalidad… pues bienvenido sea.

Un poema de mierda

Para acabar este post de mierda, o mierda de post, os dejo con el extracto de un poema tan o más gráfico que el propio anuncio. Disfruten.

De los placeres sin pecar,

el más dulce es el cagar,

con un periódico extendido

y un cigarrillo encendido,

queda el culo complacido

y la mierda en su lugar.

Cagar es un placer,

de cagar nadie se escapa,

caga el rey, caga el papa,

caga el buey, caga la vaca,

y hasta la señorita más guapa

hace sus bolitas de caca.

Viene el perro y lo huele,

gato y lo tapa.

Total, en este mundo de caca,

de cagar nadie se escapa.

Ver el poema íntegro

FacebookTwitterGoogle +
Escrito por Hombre Anuncio
Soy El Hombre Anuncio. La publicidad siempre entre pecho y espalda. Compro oro. Vendo humo. Analizo anuncios de televisión y prensa.